Correo

LA VOZ DE MARLENE DIETRICH

Los integrantes de la Generación del 27 celebraron la llegada del cinematógrafo. Así pues, una personalidad polifacética como la de Josefina de la Torre no podía quedar al márgen de las posibilidades que le brindaba este medio. Entre 1940 y 1945, realiza trabajos no sólo como actriz, sino como ayudante de dirección, guionista y columnista de la revista cinematográfica Primer Plano.

Unos años antes, en 1931, llega por vez primera a los estudios de la Paramount en Joinville (Francia) y, tres años después, comienza a trabajar en labores de doblaje para la productora norteamericana. Durante esta etapa coincide con un viejo amigo, Luis Buñuel, con quien comparte tareas de doblaje bajo las órdenes de Claudio de la Torre, por entonces adptador de guiones y director de los doblajes, en la película Miss Fanes's Baby is Stolen (Un secuestro sensacional), de Alexander Hall, estrenada en España en 1935.

Su primer papel importante fue en la película Primer amor, dirigida por Claudio de la Torre. A ésta le siguen: La blanca paloma (Claudio de la Torre); Y tú, ¿quién eres?, (Julio de Flechner); Misterio en la marisma (Claudio de la Torre); El camino del amor (José María Castellví); Una herencia en París (Miguel Pereyra) y La vida en un hilo, su último trabajo de la mano de Edgar Neville.

Entre 1943 y 1944 mantiene una intensa actividad cinematográfica que compagina con su labor en la revista `Primer Plano´, en cuya portada aparece en dos ocasiones, y donde ejerce, además, como articulista y entrevistadora de las estrellas emergentes del celuloide. Pero, tras ponerse a las órdenes de Edgar Neville y junto a estrellas como Conchita Montes y Rafael Durán, decide abandonar el mundo del cine. Años más tarde publicará Memorias de una estrella, novela que narra la historia de una actriz que abandona el cine en pleno éxito.

No obstante, Josefina de la Torre Millares no abandona su labor como actriz de doblaje. Su sólida voz le permitirá acometer la que iba a ser su actividad más nutricia. Prestará su voz a estrellas del celuloide como Martin Carol, aunque en este punto hay que destacar el que es su doblaje más emblamático: Josefina de la Torre Millares es la voz de Marlene Dietrich al castellano.

Arriba